Un muro digital de violadores de DDHH en Venezuela

Nicolás Maduro Moros

C.I: 5.892.464

CARGO: Presidente de la República

CASO:
Obligatoriedad de votar para empleados públicos en Constituyente 2017

En un discurso realizado en Guayana el 06/07/2017, en  el domo de la central hidroeléctrica Francisco de Miranda en Caruachi, Nicolás Maduro afirmó: “Hoy estamos arrancando aquí la gran gira nacional rumbo a la Constituyente”, a lo que seguidamente añadió que la totalidad de los empleados públicos deben votar en el proceso: “Si la empresa tiene 15 mil trabajadores, los 15 mil deben ir a votar sin ninguna excusa, empresa por empresa, ministerio por ministerio, gobernación por gobernación, alcaldía por alcaldía”. Maduro ordenó que para vigilar que los empleados públicos votaran debería usarse la nómina del personal: “Vamos a ver quien apoya mas, tomen la nómina de todas las instituciones y empresas. Y organicémonos desde ya. Ustedes deben organizar el Comité Constituyente por empresa”.

En Venezuela el voto es un derecho pero no un deber, lo que establece que no existe la obligatoriedad de participar en ningún proceso electoral: Artículo 63 de la Constitución: “El sufragio es un derecho. Se ejercerá mediante votaciones libres, universales, directas y secretas. La ley garantizará el principio de la personalización del sufragio y la representación proporcional”. Al sugerir que los trabajadores deben obligatoriamente votar, se está violando la Constitución. Además, este artículo de la Carta Magna es violado al promover un mecanismo electoral que no respeta la universalidad del voto, mediante la elección sectorial de representantes a la Asamblea Nacional Constituyente del año 2017.

Por otro lado, las palabras de Maduro estimulan la discriminación laboral por razones políticas, pues la persona que se niegue a participar estaría sujeta a represalias. Con ello se vulnera los siguientes artículos de diferentes normativas:

Artículo 19 CRBV. “El Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de progresividad y sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos. Su respeto y garantía son obligatorios para los órganos del Poder Público, de conformidad con esta Constitución, con los tratados sobre derechos humanos suscritos y ratificados por la República y con las leyes que los desarrollen.”

Artículo 21 CRBV: “Todas las personas son iguales ante la ley; en consecuencia:

1. No se permitirán discriminaciones fundadas en la raza, el sexo, el credo, la condición social o aquellas que, en general, tengan por objeto o por resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio en condiciones de igualdad, de los derechos y libertades de toda persona…..”

Artículo 7 Declaración Universal de Derechos Humanos: “Todos son iguales ante la ley y tienen, sin distinción, derecho a igual protección de la ley. Todos tienen derecho a igual protección contra toda discriminación que infrinja esta Declaración y contra toda provocación a tal discriminación.”

Artículo 2 Declaración Americana de Derechos Humanos: “Todas las personas son iguales ante la Ley y tienen los derechos y deberes consagrados en esta declaración sin distinción de raza, sexo, idioma, credo ni otra alguna.”

Artículo 24 Convención Americana de Derechos Humanos: “Todas las personas son iguales ante la ley. En consecuencia, tienen derecho, sin discriminación, a igual protección de la ley”.

 

Derechos Laborales

FICHAS: :4ver todas

Personajes del Muro

PROVEA

Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos