Un muro digital de violadores de DDHH en Venezuela

Antonio Benavides Torres

C.I: 6.371.374

CARGO: Comandante General Guardia Nacional Bolivariana

CASO:
Asesinato de Juan Pablo Pernalete

La Fiscalía General de la República, organismo competente para ordenar y dirigir la investigación penal de la perpetración de los hechos punibles, informó a través de la Fiscal Luisa Ortega Díaz, que “las investigaciones del Ministerio Público determinaron que el día 26/04/2017, el joven Juan Pablo Pernalete , fue asesinado por el impacto de una bomba lacrimógena disparada por la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), en las adyacencias de la Torre Británica en Altamira, cuando el joven estaba participando en una manifestación. La fiscal señaló que la investigación técnica y forense arrojó que Pernalete sufrió un shock cardiogénico por traumatismo cerrado de tórax que le causó la muerte. Tras las experticias realizadas sobre el cadáver, como la inspección técnica forense, levantamientos planímetros del sitio del suceso, la declaración de cinco testigos, el acoplamiento físico de las dimensiones del cartucho con la lesión que en el tórax y la presencia de residuos de los elementos que componen la bomba lacrimógena en la franela. Con esta experticia la fiscalía, determinó que esa bomba lacrimógena lanzada por la GNB, fue el objeto que causó el deceso de Juan Pernalete.”

Con el uso excesivo de la fuerza en manifestaciones pacíficas por la GNB, al disparar las bombas lacrimógenas con escopetas y directamente al cuerpo,  a quemarropa,  se violan todos los estándares nacionales e internacionales en materia de DDHH, al estar dichas actuaciones expresamente prohibidas. Violando el derecho a las manifestaciones pacíficas y el derecho a la vida.

Constitución República Bolivariana de Venezuela:
Artículo 68 CRBV. Los ciudadanos y ciudadanas tienen derecho a manifestar, pacíficamente y sin armas, sin otros requisitos que los que establezca la ley. Se prohíbe el uso de armas de fuego y sustancias tóxicas en el control de manifestaciones pacíficas. La ley regulará la actuación de los cuerpos policiales y de seguridad en el control del orden público.

Artículo 43 CRBV. “El derecho a la vida es inviolable. Ninguna ley podrá establecer la pena de muerte, ni autoridad alguna aplicarla……”

 

Consejo de Derechos Humanos. La promoción y protección de los
Derechos Humanos en el contexto de las manifestaciones pacíficas.
Resolución A/HRC/25/L.20, 24 de marzo de 2014.

Aparte 2. Recuerda a los Estados que tienen la responsabilidad, también en el contexto
de las manifestaciones pacíficas, de promover y proteger los derechos humanos
e impedir que se vulneren esos derechos, y de evitar en particular las ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias, las detenciones y reclusiones arbitrarias, las desapariciones forzadas y las torturas y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, y exhorta a los Estados a que impidan en todo momento que se abuse de los procedimientos penales y civiles o que se amenace con acciones de este tipo;.

Aparte 9. Insta a todos los Estados a que eviten el uso de la fuerza en manifestaciones pacíficas y a que, en los casos en que dicho uso sea absolutamente necesario, se aseguren de que nadie sea objeto de un uso de la fuerza excesivo o indiscriminado.

 

Derecho a la Vida

FICHAS: :3ver todas

Personajes del Muro

PROVEA

Programa Venezolano de Educación Acción en Derechos Humanos